cerrar ventana
 
 
 
 
     



ROLLISTERO
es un pequeño guiño al placer no escrito de la lectura en el baño. Creo que es un hecho que a todos nos encanta leer mientras hacemos "otras actividades" en ese espacio de paz y recogimiento que es el servicio.

Por eso la idea de hibridar un porta-rollos con un revistero, dando lugar a la mutación ROLLISTERO. ¡Voila! ya podremos disfrutar de largas y tranquilas horas de lectura.